Poesía cubana. Dos poemas de Alexander Jiménez.

A

Alexander Jiménez del Toro (Las Tunas, 1987). Poeta y narrador. Miembro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Egresado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Ha recibido, entre otros reconocimientos: Premio Portus Patris (2015), Premio Toda Luz y Toda Mía (2016), Premio Bustos Domenecq (2016), Beca Literaria El Caballo de Coral (2017), Premio Casa Seoane (2018). Premio Literario Pinos Nuevos (2020). Tiene publicado el libro de poesía País mental, por Ediciones La Luz (2018). Su poemario Piedra de sacrificio, se encuentra en proceso de publicación por la Editorial Letras Cubanas. Textos suyos aparecen en revistas y antologías de varios países.

A

A

El sacrificio

A

Un rostro que sufre tan cerca de las piedras
es ya él mismo piedra.

ALBERT CAMUS

El sacrificio consiste en vivir en las palabras,
gritar como un lunático
que el tiempo afila sus cuchillos,
que la memoria es nuestro pan de cada día,
que más allá del agua está el cardumen
o los cantos de sirenas.
El sacrificio consiste en esperar
que la sangre se convierta en vino,
aunque se revienten las pupilas
de mirar al horizonte,
a esa mancha de humedad en la pared
que semeja una isla.
El sacrificio consiste en sangrar sobre la piedra,
———————-(ser la piedra)
aunque los dioses no escuchen tus plegarias,
y solo quede el prístino ritual
———————-de un cuerpo a la intemperie.

A

A

Esquirlas

A

Algo se rompe,
se fragmenta en pequeñísimos cristales.
Toco el mármol
donde duermen mis ancestros,
escucho los golpes del agua
a la vuelta de la esquina.

Es tiempo de nombrar las cosas.
Somos los hijos de Abraham,
con las manos atadas a la espalda
sobre el altar del sacrificio.
Somos los últimos herederos
de una estirpe que nadie recuerda.

El tiempo es hábil y lo borra todo,
incluso ese miedo irracional
a decir lo que pensamos.