Poesía cubana. Un poema de Carlos L. Zamora.

Carlos L. Zamora (Matanzas, 1962). Licenciado en Filología. Poeta y narrador. Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Entre sus títulos destacan Estación de las sombras (Sanlope, 2001), la novela En la mañana viva o Tan cerca hemos dormido (UNION, 2012), Premio de Narrativa Guillermo Vidal (2011); la noveleta para niños A Puerto Blanco no llegan las lluvias (Ediciones Matanzas, 2012), Premio Fundación  de la Ciudad de Matanzas; el poemario Cada día la eternidad (UNIÓN, 2011); la antología El amor como un himno. Poemas cubanos a José Martí. (Centro de Estudios Martianos, 2008) y el libro de cuentos La noche de Judas (Ediciones Matanzas, 2012. En el 2016, su poemario Bitácora obtuvo el Premio Internacional de Poesía Caribe-Isla Mujeres. Sus textos han sido incluidos en numerosas antologías y publicaciones cubanas y extranjeras.

A

A

Primera cita

A

He visto la nieve
susurrar el misterio
cuando todo caía sobre mí.
La he mirado vagar
del infinito al asfalto
—————-al pie extranjero y mortal
—————-al silencio.

He visto la nieve
en la noche de Minsk
desde un piso de hotel
salpicado de vodka y de adiós.

He visto la nieve
tejiendo mis huesos
casi a punto de hacerse familiar
su magnífica herida
su tentadora palidez.

He visto la nieve
sobre un hombro dorado
que olvidé.