Poesía cubana. Un poema de Caridad Atencio.

Caridad Atencio (La Habana, 1963). Poeta, ensayista e investigadora. Licenciada en Filología por la Universidad de La Habana en 1985. Trabaja como investigadora en el Centro de Estudios Martianos desde hace veinte años, donde ostenta la categoría de investigadora auxiliar. Ha publicado, entre otros volúmenes, los poemarios Los viles aislamientos (1996), Los poemas desnudos (1995 y 1997), Umbrías (1999), Los cursos imantados (2000), Salinas para el potro (2001), La sucesión (2004) y El camino a Casa (Selvi Ediciones, 2020). También los libros de ensayo Recepción de Versos sencillos: poesía del metatexto (2000), Génesis de la poesía de José Martí (2005), Circulaciones al libro póstumo (2005), De algunos poetas románticos mexicanos en Martí (2005), Un espacio de pugna estética (2006), y La saga crítica de Ismaelillo (2008). Posee la Distinción por la Cultura Nacional.

A

El látigo de su voluntad
crea más sorpresas en mi mente.
Debo cerrarme como un muro.
“Comprar los árboles
se prometió a sí misma
en las últimas emociones del perdón”.
Y descanso mi amor
en las paredes frías.
¿Crees que estos desastres
vienen del cielo?
Se parte en islas
el cofre de mi sangre
ansioso de sentir
el amor de los otros.
Pero ninguna cosa
es tan oscura como la blancura,
la blancura que espera
en la oscuridad,
pero realmente no está allí:
mi madre conmigo, yo con mi madre.