Dossier de poesía cubana: destejiendo el olvido. Un poema de Cleva Solís, en la voz de Lidia Meriño.

Cleva Solís (Cienfuegos, 1918 – La Habana, 1997). Poeta, ensayista, investigadora, dibujante y pintora. Se graduó en la Universidad de La Habana de Licenciatura en Ciencias Publicitarias en 1957 y de Licenciatura en Bibliotecología en 1959. Su producción literaria alcanzó cuatro valiosos libros de poesía: Vigilia (1956), A nadie espera el tiempo (1961), Las mágicas distancias (1961) y Los sabios días (1984).  Se publicó pos-mórtem su Obra Poética (1998), realizada por Cintio Vitier y Fina García Marruz. Formó parte del grupo Orígenes. Perteneció a Signos, liderado por Samuel Feijóo, grupo integrado por pintores y dibujantes reunidos en la revista de ese nombre. Realizó exposiciones personales y colectivas. Sus obras se encuentran en numerosas colecciones privadas en Cuba y el extranjero.

A

El basurero

A

Recoge los desperdicios
de la ciudad,
con un respeto
severo
y cauteloso.
———————Alarga el escobillón
———————y busca bajo la calle herida
———————aun por la oscuridad
———————y la lluvia,
———————el naufragio
———————del día.
No tira el sable del regocijo
en esa medida
de recoger todo lo que no tiene
ya remedio,
ni se abandona
a un delirio encarnizado
de violentar
el deterioro
en su más absoluta simpleza.
———————-Todavía envuelve
———————-todo lo raído
———————-bajo el crepúsculo
———————-feliz de su compañía,
———————-y amorosamente
———————-realiza unos plog plog
———————-con golpecitos
de echar algo
hacia una gloria
desconocida y vasta.
Porque allí están los pleitos,
las risotadas,
trajes viejos y pelucas destrozados,
espejuelos inservibles,
zapaticos rotos de un niño,
naranjas, restos de comidas,
latas abiertas de conserva,
periódicos viejos.
———————-Todo en ese reino
———————-donde se mira desde lejos.
Entonces no se abruma
por estar en esa medida
difícil de empujar
la sordidez de la ciudad,
empujar la oscuridad
de las cosas
hacia la sala desconocida,
donde el ángulo de la luz
rehúsa llegar hasta el muelle mismo
de su paraíso,
y se quita el sombrero
una y otra vez,
con un festejo dramático
de adiós.


En la voz de <strong>Lidia Meriño</strong>
En la voz de Lidia Meriño

(Pinar del Río, 1968). Poetisa y narradora. Licenciada en Español y Literatura. Ha obtenido reconocimientos entre los que destacan: Premio Alcorta (2002); Premio Regino Boti (2004); Premio Fundación de la Ciudad de Santa Clara (2013); Premio Hermanos Loynaz (2017); Premio Pluma de Oro al mejor libro publicado en 2017, por Publicaciones Entre Líneas, Miami, USA. Sus últimos libros publicados son: Sangre fría/ Sangre tibia (2018) y El libro de todas las lunas (2019). Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). Labora como editora de la Revista Signos. Es miembro del consejo editorial de la Revista de literatura para niños y jóvenes Chinchila.