Poesía cubana. Un poema de Yanier H. Palao.

Yanier H. Palao (Holguín, Cuba, 1981).Escritor y artista de la plástica. Miembro de la UNEAC. Ha publicado: Sombras del solo(Holguín, 2005), Peces en bolsas de nylon (Premio “Poesía de Primavera” de la A.H.S en Ciego de Ávila, 2008), Música de fondo (Ediciones La Luz, 2010), A la intemperie (Holguín, 2011, “Premio de la Ciudad”, Holguín), Vaciados (Ediciones Aldabón, 2011, “Premio Cauce”, UNEAC Pinar del Río, 2010), Esteros (Editorial Abril, 2013 “Premio Calendario” en Poesía, 2012). Es coautor, junto a Luis Yuseff, de la selección La Isla en versos: cien jóvenes poetas cubanos (Ediciones La Luz, 2010). Recibió la beca de creación literaria que otorga el proyecto “Torre de Letras”, que dirige la escritora Reyna María Rodríguez, 2016. En el 2018 publicó por Letras Cubanas Óxido. Su libro más reciente se titula País Excéntrico (Iliada Ediciones, 2020). Le hubiera gustado ser arqueólogo, geólogo, le interesa todo lo enterrado, escondido. Sus manos envejecieron prematuramente por los años dedicado a la restauración en la Habana Vieja.

Primera foto

Está apoyada a una pared de piedras. Es joven, sus ojos tienen forma de almendra. Estamos en los Andes, en los Citas. Lleva un niño en sus brazos. Trae mantos de lana y collares. La mano que sujeta a su niño deja ver las uñas con churre. Las piedras parecen estar supuestas una encima de las otras. Todos los días trabaja la tierra y pastorea ovejas. Se está casando para poder bautizar a sus hijos. Los bordados de los mantos, los de su blusa, hablan de la dedicación, de la entrega al tejido, al punto; hablan de una fidelidad, felicidad, familia.